Cloradores Salinos

Cloradores Salinos
5 (100%) 1 vote

cloradores salinos

QUÉ ES LA CLORACIÓN SALINA

La cloración salina es una técnica de depuración y desinfección del agua de piscina, llevada a cabo mediante cloradores salinos. Es una técnica en la que conseguimos hipoclorito sódico (el producto comúnmente conocido como cloro de piscinas) sin necesidad de aportar cloro de forma directa.  En la cloración salina se añade sal común al agua de la piscina (cloruro sódico, NaCl) y mediante un aparato de cloración se va a ionizar el cloruro sódico, mediante electrólisis salina. En la electrólisis salina se van a conseguir diversos compuestos, entre los que está el hipoclorito desinfectante. En el próximo apartado puedes ver las reacciones que se producen con la cloración salina, el equipo necesario y la cantidad por litro de sal que se debe aplicar.

CÓMO FUNCIONA LA ELECTRÓLISIS SALINA

La electrólisis salina es un proceso mediante el cual vamos a ionizar electricamente agua con sal, produciendo una serie de reacciones que van a generar los agentes desinfectantes del agua.

Para la electrólisis salina necesitamos aportar 5gramos de sal por cada litro de agua en el agua de piscina. Con esto vamos a conseguir un agua ligeramente salada, pero menos que el agua de mar, que tendría 30gramos por litros. Aquí puedes ver los diferentes contenidos de sal en el agua según el tipo de agua: densidad en el agua.

En el sistema de cloración salina, se hace circular el agua a través de un clorador salino, que es donde se va a producir la electrólisis. El clorador, físicamente, es una serie de placas paralelas, llamadas electrodos, por donde está circulando corriente continua. Al hacer circular el agua por los electrodos, se producen reacciones electroquímicas de oxidación-reducción. por el que se hace pasar una corriente continua. Al disociar el agua mediante la electrólisis, vamos a conseguir finalmente  hidróxido de sodio (NaOH), hidrógeno (H) y cloro (Cl).Y este cloro, al estar en contacto con agua crea dos sustancias: ácido hipocloroso (HClO) y ácido clorhídrico (HCl).

Este ácido hipocloroso es el principal desinfectante que destruye bacterias, patógenos y algas. Luego, lentamente, el hidróxido de sodio va reaccionando con el ácido clorídrico y vuelve a crearse sal.

Estas son las reacciones (fuente: electrólisis del agua):

  • La sal se añade al agua y al hacerla circular por un clorador, se genera electrólisis, produciendo cloro 2NaCl + 2H20 <=> 2NaOH + H2 + Cl2
  • El cloro se disuelve en el agua formado ácido hipocloroso e hipoclorito de sodio (al haber iones de Na también disueltos) Cl2 + H20 + Na+ <=>HClO + HCl + NaClO
  • El ácido hipocloroso e hipoclorito de sodio  esterilizan el agua HCO+NaClO <=> HCl + H2O + NaOH
  • Una vez desinfectada al agua, el ácido clorhídrico reacciona con la sosa cáustica en una reacción de neutralización volviendo a dar sal y agua Na0H+HCl <=> NaCl + H2O

VENTAJAS DE LOS CLORADORES SALINOS

La cloración salina es un sistema de desinfección del agua de piscinas más natural que la aportación directa de cloro. A pesar de que el producto final que desinfecta la piscina va a ser el mismo (hipoclorito sódico), a través de la cloración salina, la cantidad de cloro viene determinada por la cantidad de sal y la capacidad de electrólisis del clorador salino que utilices. Hay multitud de tipos de cloradores salinos, por ejemplo aquí puedes ver una serie de cloradores salinos online.

Con la limitación de la sal y de la capacidad del clorador, va a ser más dificil que exista un exceso de cloro en la piscina, y éste se va a renovar de forma cíclica. La cantidad de cloro que va a haber en la piscina se va a comportar de forma constante, sin haber picos de exceso de cloro como en el caso del método a partir de cloro directo.

Otra de las ventajas en el uso del clorador salino es el almacenamiento de grandes cantidades de cloro para el mantenimiento de la piscina.

MANTENIMIENTO CLORADOR SALINO

El mantenimiento del clorador salino es relativamente sencillo. El punto más importante a controlar es la salinidad en la piscina (concentración de sal por litro). La salinidad puede disminuir, tanto por la evaporación del cloro por la acción de los rayos UV del sol, así como en la reposición de agua (en el ciclo normal del agua, ésta se va a ir perdiendo, por los bañistas, agua derramada y evaporación)